Luminous Words

The DUFF: Designated Ugly Fat Friend - Kody Keplinger http://luminous-words.blogspot.com.es/2013/04/resena-duff.html

4,5

¿Sabeis ese libro que llega justo en el momento, en el lugar y en la situación adecuada? ¿Ese libro que, sin comerlo ni beberlo, te sobrepasa todos tus esquemas? Eso mismo me pasó a mi con The D.U.F.F. No sé si fue esa pluma fresca, ágil y cínica o esa protagonista socarrona e irónica o simplemente la ridiculez de una trama hilarante y absorbente. Sea como sea, The D.U.F.F se ha convertido en una de mis mejores lecturas del año, una obra que no me cansaría de recomendar y que ha logrado que casi me desmayara por no poder respirar de lo mucho que me estaba riendo. O llorando, porque también hay un drama que, os aseguro con la mano en el corazón y en la Biblia, que me ha emocionado.

"Wesley Rush was the most disgusting womanizing playboy to ever darken the doorstep of Hamilton High… but he was kind of hot. Maybe if you could put him on mute… and cut off his hands… maybe—just maybe—he’d be tolerable then. Otherwise, he was a real piece of shit. Horn dog shit."

Imaginaos que el mayor playboy de todo el instituto se sienta a tu lado en la barra del bar e intenta charlar contigo. Pero no para ligar no, si no para que tus guapísimas amigas vean lo simpático que es y se acuesten con él. Y que, para acabar de pulir el momento, te apode The D.U.F.F (lo que vendría a ser "la amiga gorda y fea"). ¿Qué haríais? Pues le vaciaríais una lata de Coca-cola en la cabeza como debe ser. Eso hace Bianca Piper cuando el reconocido playboy del instituto Hamilton, Wesley Rush, le apoda con ese horrible apodo. No obstante, y a pesar de lo mucho que Bianca odia a Wesley, cuando las cosas se ponen difíciles en su casa encuentra en el muchacho la perfecta distracción: una relación puramente sexual, sin ningún compromiso.

A pesar de lo simplona que parezca la premisa con la que parte la historia, os aseguro que The D.U.F.F os enganchará desde la primera página. No sé si es por esa pluma sarcástica y directa o por esos personajes totalmente creíbles, empezando por la propia Bianca: cínica, irónica e inteligente y con unos problemas muy reales. ¿Quién no se ha sentido feo al mirar a su grupo de amigos? ¿O incómodo con su cuerpo al mirarse al espejo? ¿O tan agobiado por problemas familiares/personales que hacen que optes por la salida de escape más cercana a pesar de que pueda parecer estúpida? Aunque al principio pueda parecer incoherente que se acueste con la misma persona que la ha llamado fea y gorda sin tapujos, Kody Keplinger ha sabido justificar muy bien el motivo, el cual tendréis que descubrir vosotros. Por otro lado, me ha encantado que la historia esté relatada desde el punto de vista de Bianca, ¡Sus pensamientos irónicos no tienen desperdicio! Además, así podemos ver de primera mano que pese a su fachada arisca, tiene un enorme corazón.

Luego tenemos el otro lado de la balanza, Wesley Rush. ¿Podría alguien ser más adorable, gracioso y arrogante? Probablemente no. Me resultaría imposible explicar lo mucho que me he reído con los tira y afloja de este ligón y nuestra sarcástica protagonista. Probablemente es el personaje que más evoluciona a lo largo de la novela y el que más nos sorprenderá. Además, no es de esos protagonistas machotes que luego se vuvelven un trozo de pan en un abrir y cerrar de ojos, para nada; Wesley es simplemente Wesley.

No puedo evitar resaltar a las dos amigas de Bianca - las amigas guapísimas, altas, pechugonas y cheerleaders - Cassie y Jessica. Normalmente, esperamos que sean unas zorras (por decirlo sutilmente) que apuñalan por la espalda a nuestra desventurada protagonista pero no: ambas son tanto o más leales que Bianca y la quieren. Jessica es demasiado tierna, tan inocente, cariñosa, optimista e ingenua y Cassie es la típica amiga carismática a la cual querríamos parecernos.

"“Spanish, huh?" he said, glancing down at the scattered papers as he grabbed them. "Can you say anything interesting?"

"El tono de tu voz hace que quiera estrangularme." I stood up and waited for him to hand over my papers.

"That sounds sexy," he said, getting to his feet and handing me the stack of Spanish work he'd swept together. "What's it mean?"

"The sound of your voice makes me want to strangle myself."

"Kinky.” "

¿Y qué decir de la historia de amor? Si tuviera que describirla sería con una palabra: perfecta. Empieza con una simple atracción y poquito a poco va desarrollándose, justificando cada avance y cada movimiento. Porque ya estamos un poco cansados de amores a primera vista que no se cree nadie.
¡Y hay sexo! ¡Sí! ¡Los jóvenes tienen sexo! ¡Hay un intermedio entre 50 sombras y novelas puritanas a lo Cazadores de Sombras (cinco libros y no han pasado a segunda base, Seriously?)! Es que parecemos tontos: pasamos de tórridas escenas en las que se describe hasta el mínimo detalle a libros en los que o es inexistente o se camufla con palabras bonitas y cortinas de humo. En The D.U.F.F el sexo es algo natural, real y así es como se relata. Y lo que más me gusta, ¡No es necesariamente el acto sublime - y cursi - de demostración de amor! No señores, existe el sexo por despecho, entretenimiento, placer... Seamos realistas y dejemos de auto-censurarnos, que estamos en el siglo XXI.

Si tuviera que ponerle una pega a The D.U.F.F sería que las últimas páginas me han parecido un poco apresuradas - y si a eso le sumamos que no quería que el libro terminara nunca... - y ha habido un par de detalles que no terminaron de cuajar. (¿Qué broma es eso de Toby?) Y Bianca resultaba un poquito exasperante en algunos momentos. Pero lo dicho, aún estoy asombrada por lo mucho que me ha conquistado una trama de apariencia tan sencilla e hilarante.

"Bianca, whore is just a cheap word people use to cut each other down," he said. His voice softer. "It makes them feel better about their own mistakes. Using words like that is easier than really looking into the situation. I promise you, you're not a whore."

I looked at him, into his warm gray eyes, and suddently understood what he was trying to tell me. The message hidden beneath the words.

”You're not alone.” "

Por último, resaltar que, pese al argumento aparentemente ridículo y carente de profundidad, Kody Keplinger a conseguido transmitir un trasfondo muy real con un mensaje muy claro, humano. REAL. Algo que de verdad me ha llegado y con lo cual me he sentido muy identificada. Se nota que la autora es bastante joven y aún no ha olvidado todos esos prejuicios, complejos y sentimientos desbordantes que caracterizan la adolescencia, como el auténtico significado de ser 'The D.U.F.F' o incluso la facilidad con la que se etiqueta de 'puta' a las chicas.

¿Necesitáis más motivos para poner este libro en vuestra lista de deseos? ¡Pues os daré uno más! Plataforma Neo ha anunciado que lo publicará en español, alrededor de Septiembre de este mismo año. Así que no tenéis excusa.

"I was the Duff. And that was a good thing. Because anyone who didn't feel like the Duff must not have friends. Every girl feels unattractive sometimes. Why had it taken me so long to figure that out? Why had I been stressing over that dumb word for so long when it was so simple? I should be proud to be the Duff. Proud to have great friends who, in their minds, were my Duffs."

Currently reading

Ender's Game
Orson Scott Card
La bomba número seis y otros relatos
Paolo Bacigalupi, Manuel de los Reyes