Luminous Words

Un beso en París  - Stephanie Perkins, Mar Mañes Bordes http://luminous-words.blogspot.com.es/2013/04/resena-un-beso-en-paris.html

4,5

A pesar de que leí Un beso en París hace más de medio año, nunca escribí una reseña, aunque dicha novela me enamoró y me hizo suspirar por toda la ternura que transmitía y por lo cercana que me sentí a los personajes principales. Gracias a este libro descubrí una pluma única, brillante y poética en su sencillez. Y a Étienne St.Clair, uno de los protagonistas masculinos más perfectos que haya pisado la faz de la tierra literaria.

Anna Oliphant siente que el mundo se le echa encima: sin habérselo preguntado siquiera, sus padres la han arrojado a un internado americano... ¡En París! Si, podría parecer increíble para cualquier persona, pero no para Anna. ¿Cómo va a sobrevivir en un lugar desconocido, con un idioma desconocido y unas costumbres desconocidas? ¿Lejos de su mejor amiga, su hermano pequeño y Toph, su noviete con el que aún no ha aclarado su relación? Sea como sea, no todo es malo en terreno parisino, sobretodo cuando conoce un chico perfecto... Excepto porque tiene novia.

"Nombre francés, acento británico, escuela norteamericana, Anna confundida."

Nunca pensé que fuera una romántica empedernida... Pero es imposible no leer Un beso en París con una sonrisa bobalicona en los labios. Sus personajes, su ambientación, sus diálogos... Cada palabra de este libro hace que tengas mariposas en el estómago; que quieras cantar, bailar y suspirar al mismo tiempo; que quieras enamorarte. Que necesites visitar París y perderte en sus calles cargadas de historia. Me es imposible escribir esta reseña y no cerrar los ojos, escuchando el dulce acento británico de Étienne o imaginándome la sonrisa de Anna, recordar todos sus momentos y sus diálogos. Stephanie Perkins ha creado una historia que pese a su aparente sencillez me ha cautivado desde la primera página. Porque, ¿Cómo puedes no amar un libro cuando sus personajes son tan reales? ¿Cuando sientes sus vivencias a flor de piel? ¿Cuando te arrancas las uñas en sus momentos más tensos y lloras sin parar cuando todo sale bien?

Empecemos por Anna y Étienne. Étienne y Anna. Porque ahora me es imposible imaginármelos separados. Su relación roza la perfección puesto que no es un amor instantáneo y rebuscado como estamos acostumbrados: Anna tiene a Toph y Étienne tiene a Ellie por lo que todo empieza con una amistad que se va construyendo paulatinamente, paso a paso, en la que la confianza y la complicidad son la base absoluta; con sus piques y discusiones, con sus momentos adorables y con ese punto invisible en que todo empieza a avanzar hacia un tierno romance inevitable. Anna ayuda a Étienne a ser más fuerte, más capaz y él le muestra a ser más independiente, a disfrutar París como un regalo en vez de un castigo. Por otro lado, la historia no es nada empalagosa: hay momentos muy dulces y románticos, pero la mayoría están narrados con un humor desternillante y unos diálogos interiores - narrados por Anna - muy, muy graciosos.

Pero todo el elenco de personajes es de lo más peculiar: Britt, Mer, Josh, Rashmi, Toph... Cada uno de ellos posee una personalidad propia y unos trazos tan peculiares que soy incapaz de imaginármelos en cualquier otra persona. Sólo en ellos, porque sólo los personajes creados por Stephenie Perkins pueden presumir sus rarezas con esa naturalidad tan emblemática.

"-¿Te gusto? –pregunta St. Clair. Y me mira con esos grandes ojos castaños (que, sí, están un poco rojos de llorar y por el alcohol) y se me rompe el corazón.
'Sí, St. Clair, me gustas.'
Pero no puedo decirlo en voz alta porque es mi amigo. Y los amigos no dejan que sus amigos se declaren cuando están borrachos y esperan que actúen consecuentemente al día siguiente.
Aun así… Es St. Clair. Guapo, perfecto, maravilloso…
Y genial. Esto es genial.
Acaba de vomitarme encima."

El ritmo de la lectura es adictivo. Desde la primera página, el lector es incapaz de despegar la nariz de las vivencias de Anna y las horas pasan sin que se de cuenta. Lo digo en serio: empecé el libro por la noche y prácticamente vi el amanecer de lo enfrascada que estaba en la lectura. Además, hay momentos divertidos, tensos, románticos, tiernos y tristes y cada uno de ellos es único e inolvidable. ¿Y qué decir de la ambientación? De verdad sentí que estaba en París: pude imaginarme al detalle los edificios color perla, el bullicio del Quartier Latin, el susurro del Sena, las costumbres Parisinas y el aroma de los dulces franceses. Terminé el libro y lo primero que pensé fue lo mucho que quería - necesitaba - visitar la Ciudad de la Luz y empaparme de todos los lugares que visitaron Étienne y Anna.

Por último, recordar que Stephanie Perkins tiene pensado publicar dos libros más de esta 'saga' que pueden leerse independientemente pero que poseen algunos personajes que han aparecido en libros anteriores. La segunda parte, publicada ya por la misma editorial, se titula Lola y el chico de al lado y la tercera, sin fecha prevista en español, Isla and the happily ever after.

"Porque tenía razón. Para nosotros dos, 'casa' no es un lugar. Es una persona. Y estamos en casa."

Currently reading

Ender's Game
Orson Scott Card
La bomba número seis y otros relatos
Paolo Bacigalupi, Manuel de los Reyes