Luminous Words

Ojos azules en Kabul - Anabel Botella 3.5

http://luminous-words.blogspot.com.es/2013/07/resena-ojos-azules-en-kabul.html


Desde la suave escritura de Anabel Botella, Saira va abriéndose camino para contar una historia, un cuento sin criaturas mágicas ni hadas madrinas, pero para el cual quizás pueda existir un final feliz.

Saira lleva toda su vida siendo marginada, insultada y criticada por su aspecto: su pelo rubio y sus ojos azules delataban su herencia estadounidense, el acto brutal que tuvo como consecuencia su nacimiento. Pero gracias a su hermana Mariam y a su abuelo, logra suplir la falta de calidez de su madre y las burlas de su pueblo viviendo una infancia feliz incluso aunque no tuviera más que las historias de su abuelo para quitarse el hambre. Pero tras la muerte de su abuelo, Ramin se instala en su casa y las cosas cambian radicalmente.

“Estaba muerta de miedo y tenía un nudo en la garganta que no la dejaba respirar, pero, por más que intentaba llorar, no podía. ¿Se le habrían acabado las lágrimas?, se preguntó. ¿Habría un número de lágrimas asignado para cada persona? Era un poco extraño que siendo tan pequeña ya hubiera agotado las suyas. ”

No sé qué me esperaba cuando empecé Ojos azules en Kabul, pero estoy segura de que no planeaba encontrarme con un inicio tan sobrecogedor, duro, cruel y real. Muerte, abuso, opresión, violencia y marginalidad son elementos que se retratan sin pudor alguno, enlazados con una sutilidad arrebatadora y unos episodios muy, muy, muy duros. He perdido la cuenta de las veces que he llorado, que he ahogado un grito al observar, desde la pluma de Anabel Botella, aquellos hechos históricos que marcaron un cambio enorme en el país, con unas consecuencias aún presentes hoy en día.

Probablemente, lo que me ha desagradado del libro es el fuerte contraste entre la primera parte (la infancia de Saira en Kabul) y la segunda (su adolescencia en España): mientras que la primera se llevaría 5 estrellas de cabeza - no sólo por narrar una historia tan dura, si no por arriesgarse, por luchar por una trama diferente -, la segunda me ha parecido que cojeaba en distintos aspectos, que muchas personalidades no se desarrollaban del todo, cayendo en estereotipos acerca de los jóvenes y en azúcares difíciles de digerir. Aunque un punto a favor de esta segunda parte es la evolución de la propia Saira, la dolorosa herencia de sus experiencias y el miedo a vivir, además de la inclusión de distintos temas que le dan mucho juego a la trama - aunque en algunos casos me han parecido algo exagerados, otros retrataban fielmente la realidad.

La forma de escribir de la autora logra enlazar los sucesos a la perfección, plasmando totalmente las descripciones de los personajes, el entorno y los sucesos, mezclando la sutilidad de los ojos de una niña inocente con la brutalidad de una realidad azotada por la crueldad en su estado más primitivo. Si bien es cierto que se nota que Ojos azules en Kabul fue una obra escrita hace mucho y que la autora ha mejorado y desarrollado su estilo a lo largo de los años, consigue otorgarle una personalidad propia.

“Yo quería cambiar el mundo -dijo Saira cuando notó a Pablo a sus espaldas.
-Para cambiar al mundo primero tienes que cambiar tú. Dime, ¿de qué tienes miedo?
"De no ser lo que esperas, del amor, miedo a que te vayas y me abandones", quiso decirle, pero solo alcanzó a susurrar:
-Tengo miedo de ti..”

En conclusión, Ojos azules en Kabul nos ofrece una novela tierna y brutal al mismo tiempo, mezclando la dulzura del primer amor con la peor cara de la realidad de las mujeres en Kabul, una realidad que lamentablemente es muy cierta y que, con este libro, probablemente conciencie a muchos jóvenes. Un aplauso a Anabel Botella por querer ir más lejos, por esbozar una historia única.

Currently reading

Ender's Game
Orson Scott Card
La bomba número seis y otros relatos
Paolo Bacigalupi, Manuel de los Reyes