Luminous Words

La casa de Riverton - Kate Morton http://luminous-words.blogspot.com.es/2013/03/resena-la-casa-de-riverton.html

Tras el maravilloso sabor de boca que me dejó El jardín Olvidado (primer libro reseñado en el blog), estaba deseando poder disfrutar la pluma de Kate Morton en todo su esplendor... ¿Y qué mejor que empezar por su primera obra escrita? Pero, aunque La casa de Riverton posee todo el encanto, el misterio y unos personajes inolvidables - y aunque las comparaciones son odiosas - este libro no ha logrado cautivarme tanto como el anterior. No porque sea menos bueno, sólo porque muchos capítulos me parecían algo vacíos, que todo lo bueno del libro se concentra al principio y al final, mientras que la parte intermedia resultaba algo sobrante.

En La casa de Riverton partimos con una ambientación fascinante: la vida de los estratos británicos más acomodados en los umbrales de la Primera Guerra Mundial, vista desde el punto de vista desde una joven doncella cincuenta años después. Con un trabajo de investigación soberbio, Morton logra plasmar a la perfección todos los escenarios, la cultura, el poder de la tradición, la organización de una casa señorial... El lector se siente irremediablemente arrastrado al siglo pasado, sintiendo la magnitud de los cambios sociales crecientes: el jazz, el alcohol y el desmadre posteriores a la Gran guerra en contraposición a las familias tradicionales y conservadoras, incapaces de admitir que la sociedad está cambiando; sin olvidar a todos aquellos soldados que volvieron a casa mentalmente descompuestos, prácticamente incapaces de dejar atrás todos los horrores sufridos.

Para poder reflejar todas las distintas realidades existentes en la primera mitad del siglo XX. la autora crea unos personajes totalmente diferentes, con múltiples facetas tan oscuras como la propia historia: : cada uno de ellos existe gracias a los demás, y cada una de sus acciones afecta al conjunto. Por un lado, tenemos a los habitantes de Riverton: Grace, la criada, quien representa a la clase social más baja y quien nos narrará la historia gracias a sus recuerdos y vivencias. Gracias a los ojos de Grace, se vislumbrará el contraste entre las personalidades del servicio y lo familia a la que sirven. Este personaje, en muchos me ha resultado muy frustrante: no conseguía entender la mayoría de sus decisiones, ni su forma de comportarse; no obstante, hay una frase que Grace le dice a una joven y. aunque sea simple y evidente, lo resume todo: "Era una época diferente".
Por otro lado, tenemos a las hermanas Hartford, las dos caras de una misma moneda: Emmeline, enamoradiza y vivaz, encantada con su vida acomodada y deseosa de asistir a todo tipo de fiestas en sociedad; y Hannah, totalmente en contra del papel de la mujer de la época, ansiosa de aventuras y de ver mundo, de aprender. En la tercera punta del triángulo, se encuentra David, el hermano mayor quien supondrá el núcleo de la relación entre ambas, un soñador con los pies forzosamente en el suelo.
A medida que se vaya desarrollando la historia, conocemos a muchos personajes que nos arrebatarán el corazón por completo: sobretodo Robbie, el típico poeta maldito y Alfred, el tierno y animoso Alfred. Ambos muchachos representarán todos los resquicios, sombras y traumas que representó su paso por el ejército de la primera guerra mundial.

Tal y como esperaba, la forma de escribir de la autora fue tan arrebatadoramente poética como me acostumbró en El jardín Olvidado: diálogos interiores profundos, desarrollados, con diversas metáforas y descripciones intensas. La casa de Riverton no es un libro que se lea en dos días, no te mantiene enganchado a la historia, incapaz de levantar la vista de las palabras. No, el ritmo de Kate Morton es sosegado, pausado, con unas frases que merecen ser paladeadas con mimo y lentitud.

Un detalle que me ha sorprendido gratamente es la naturalidad con la que las escenas del pasado y las de presente se van entremezclando: en vez de optar por lo sencillo - un capítulo para cada - Morton intenta seguir y recrear los hilos de los recuerdos de Grace: la dificultad de desenterrar del pasado las partes más duras, la necesidad de compartir ese secreto - porque sí, una vez más, hay un secreto alrededor del cual se irá vertebrando la trama - que lleva guardando con fidelidad medio siglo.

Kate Morton está demostrando que está aquí para quedarse.

Currently reading

Ender's Game
Orson Scott Card
La bomba número seis y otros relatos
Paolo Bacigalupi, Manuel de los Reyes